miércoles, 16 de febrero de 2011

EL PRINCIPIO DEL COLAPSO NEOLIBERAL Y LA GLOBALIZACIÓN CAPITALISTA


¡La oportunidad histórica de 2011!



12 de febrero de 2011
por Helga Zepp-LaRouche
(Traducido del alemán)

En el escenario mundial se desenvuelve ahora un drama sin precedentes: El pueblo egipcio se ha liberado de una dictadura, en un proceso comparable a la caída del Muro en Alemania en 1989. La situación del sistema financiero global semeja un campo minado, en donde el más mínimo paso en falso podría detonar una reacción en cadena, lo que llevaría a la completa desintegración del sector financiero y bancario, similar al desplome del siglo 14. Mientras tanto, la agencia de vigilancia interna del Fondo Monetario Internacional admitió el total fracaso de esa institución, en tanto que cada vez más personas por todo el mundo reconocen la significancia histórica del Informe Angelides, como la primera reacción institucional responsable ante la mayor crisis financiera de la historia de la humanidad. La renuncia de Mubarak, y los dramáticos acontecimientos en Egipto, son señales paradigmáticas del hecho de que el sistema globalista ha sido un fracaso miserable.
Los acontecimientos en Egipto, junto con el Informe Angelides en Estados Unidos, ¡aportan un rayo de esperanza de que todavía es posible salvar a una humanidad al borde del precipicio!



A pesar de que ciertamente no fue su intención hacerlo, Greenspan y Bernanke con sus paquetes de rescates hiperinflacionarios, y el director gerente del FMI, Strauss-Kahn, con sus infames condicionalidades, ¡han contribuido de hecho a estos acontecimientos positivos en Egipto!
Porque los hallazgos de la Comisión de Evaluación Independiente (CEI) del FMI, en el sentido de que la política del FMI literalmente abunda en errores de juicio basados en premisas falsas, no se limitan a juicios y recetas en el contexto de la crisis financiera global. Fueron en especial las políticas del FMI hacia los países en vías de desarrollo las que resultaron en un desastre. Y una de las razones de por qué, después de que Mubarak ha estado en el cargo por más de 30 años, de repente Occidente se da cuenta hace solo tres semanas de que es un "dictador", reside en el hecho de que, durante todas estas décadas, Mubarak estuvo imponiendo cabalmente el programa que el FMI le recetaba. Esto incluye la devaluación de la moneda de Egipto, y la privatización sistemática de las instituciones y compañías públicas y propiedad del estado. El FMI hasta le asignó una cuota de privatizaciones que el tenía que cumplir. Y los nuevos jefes que llegaban, ni siquiera parpadearon para ordenar los despidos, que a la larga llevaron a Egipto a una tasa de desempleo del 30% y un empobrecimiento cada vez mayor.
El FMI forzó a Egipto a tumbar sus aranceles agrícolas y a exportar frutas, vegetales y algodón para poder obtener divisas extranjeras, volviéndolo así incapaz de producir para sus propias necesidades internas. Se le negó crédito para infraestructura, energía e industria; en vez de esto se fomentó el turismo. Hasta hace unos dos meses, el gobierno de Mubarak estaba determinado a imponer una segunda fase del programa del FMI. Esto dejó a la juventud a la deriva, sin la inspiración de algún gran proyecto. En 30 años, nadie ha planteado una aspiración nacional que prometa un futuro mejor. Bajo la égida de Mubarak, Egipto ignoró a sus vecinos africanos.
Hay bases para tener la esperanza de que la población ahí no solamente quiere deshacerse de Mubarak, sino que la mayoría quiere reemplazar cada aspecto de cada una de las políticas que tienen que ver con él y el FMI, con una verdadera perspectiva de reconstrucción. Egipto no es solo un país de Asia y África, sino que es también la cuna de la cultura europea, y si logra hacer esto, será una inspiración para todo el continente africano, y para todo el mundo árabe.
Europa tiene que ayudar a Egipto a realmente construir la economía del país. Proyectos tales como la construcción de nuevas ciudades satélites para aliviar la presión sobre El Cairo, expandir la tierra cultivable mediante proyectos de irrigación que vayan hasta la Depresión de Qattara, construir una infraestructura moderna, la generación de energía con alta densidad de flujo energético, y una industria moderna, tienen que ser parte de la discusión inmediata, y tienen que tener disponible el crédito necesario. Y lo que es más importante, se tiene que tirar a la basura todo lo siquiera remotamente relacionado al FMI.
Porque, por más significativa que sea la admisión de la CEI sobre la falsa metodología del FMI, las perspectivas de que se pueda reformar esa institución, son simplemente nulas. Sus directores y asociados son un ejército de monetaristas inculcados en el neoliberalismo, que ni siquiera han podido dominar el ritmo de la globalización, y no tienen la más mínima idea sobre economía física. Aunque quizá todavía haya alguna esperanza para el FMI, si se reemplaza completamente todo su personal actual con empresarios industriales innovadores, científicos y gerentes de la banca de ahorro de la vieja escuela.
Los medios financieros también están totalmente fuera de foco con sus reportes sobre el Informe Angelides prediciendo, que no va a tener ningún efecto. Solo diez días después de que se diera a conocer este informe, que revela sin vacilaciones la historia de los últimos 30 años, poniendo al descubierto las causas de la peor crisis en la historia de los mercados financieros, ya se ha convertido en el libro más vendido en Estados Unidos, y está por ser el más vendido en muchos otros países. Todo profesor o estudiante que se toma en serio, y todo político que quiera conservar su trabajo, está ahora ocupado estudiando este informe —más atractivo que cualquier drama policial de la TV— sobre las personas detrás de la crisis financiera.
Este informe es una lectura obligatoria para todos quines han visto su medio de vida arruinado o dañado, a consecuencia de la derogación de la norma Glass-Steagall y la consecuente desregulación del sector financiero. E igualmente para todos aquellos que todavía les va relativamente bien, pero que reconozcan, intelectual y moralmente, que el sistema de desregulaciones de la globalización no solo pone en peligro las vidas de millones de seres humanos sino que es también una amenaza al tejido mismo de nuestra sociedad que todavía es libre solo en parte.
Cada uno de los miembros de nuestro parlamento federal y asambleas estatales van a tener que ser calibrados ahora por su actitud hacia el Informe Angelides, porque en tanto que este documento de 600 páginas presenta despiadadamente las maquinaciones criminales de los banqueros y los fondos especulativos, se carece totalmente de una comisión equivalente aquí en Alemania, o en cualquier otra nación europea. Esta es la razón por la cual, el BüSo inició, hace dos años, una campaña pidiendo que se convocara a una Comisión Pecora aquí, con el fin de poner al descubierto las actividades criminales en conexión con la crisis financiera. Pero la única respuesta de nuestros representantes en el parlamento, fue ¡que no había suficientes motivos de sospecha!
Todos los ciudadanos alemanes se tienen que armar con este informe, que muy pronto va a estar disponible en alemán bajo el título Der FCIC-Bericht y deben visitar a sus representantes estatales y federales, sus alcaldes, asambleistas de las ciudades y miembros de los consejos municipales, y exigir que los hallazgos de este informe se apliquen también a la situación aquí. Los directores de industrias pequeñas y medianas, y cientos de gobiernos de ciudades y municipios, ya han presentado demandas legales en contra de ciertos bancos que les vendieron apuestas sobre tasas de interés, con el pleno conocimiento de que sus clientes iban a ser los perdedores, mientras se jactaban entre sus asociados que esta era la única forma de esquilmarle dinero a sus clientes.
Por lo tanto, en vez de andar peleándose sobre los detalles ridículos de la ley de desempleo de Hartz IV, debemos de deshacernos completamente de esta ley inhumana, la que, después de todo, no es más que simple resultado de las mismas prácticas financieras como las que denuncia el Informe Angelides. Y si se derogan todas las medidas que se hicieron necesarias por la desregulación de los mercados financieros —es decir, si se reinstala la norma Glass-Steagall y se le permite de nuevo a la banca comercial emitir créditos para pleno empleo productivo— entonces Hartz IV se vuelve irrelevante.

Control de precios en los alimentos básicos

Tenemos que actuar de inmediato, porque en semanas, podríamos tener el efecto dominó de naciones en quiebra en la zona del euro. El gobierno irlandés está posponiendo un pago por 10 mil millones de euros a los bancos irlandeses, dependiendo del resultado de las nuevas elecciones programadas para el 25 de febrero, y podemos prever que el próximo gobierno se va a negar a honrar los acuerdos suicidas de Irlanda con la troika de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI. Portugal no va a poder seguir pagando por mucho tiempo sus actuales tasas de interés del 7% sobre los valores del gobierno; y si Portugal cae, esto arrastrará a España consigo.

LA NOTA CONTINUA AQUI...

http://www.facebook.com/note.php?saved&¬e_id=190880370934346