viernes, 6 de agosto de 2010

EL TITIRITERO IMPERIAL EN LA ARGENTINA - MAGNETO


El mandamás del Grupo Clarín, Héctor Magneto, encabezó en las últimas 72 horas dos fuertes acciones en su cruzada contra el Gobierno. Sobresalió entre los quince megaempresarios que firmaron un duro documento criticando la política económica del oficialismo y fue quien, se conoció hoy, logró reunir entre cuatro paredes a Mauricio Macri con los principales referentes del peronismo anti-k: Eduardo Duhalde, Francisco de Narváez, Carlos Reutemann y Felipe Solá, para elaborar una estrategia de cara a 2011

La totalidad de los diarios porteños lo mencionan como uno de los quince empresarios que firmaron un durísimo documento contra el gobierno nacional. “El más duro fue Magnetto”, dijo La Nación, que reveló, junto a Ambito Financiero, la existencia de una reunión, hasta ayer secreta, en la que Magnetto fue anfitrión en su propio departamento de cinco dirigentes con aspiraciones presidenciales.

El plan urdido, dicen los matutinos, fue diseñar una estrategia común de cara a los comicios de 2011. Curiosamente, del cónclave conspirativo, nada publicaron Clarín, del que Magnetto es accionista, ni El Cronista, cuyo dueño es el empresario De Narváez.

La Nación emplea la parte superior de su tapa con “Fuerte desafío político de las empresas al Gobierno”, y para mostrar a los quince ejecutivos privados que se reunieron ayer en la sede de la UIA. Indica que ambas entidades “plantearon la necesidad de tener un marco institucional sólido, seguridad jurídica y respeto por la actividad privada”. En el cintillo advierte “Sorpresivo encuentro / Fuerte gesto político” y que “Los empresarios reclamaron respeto por la actividad privada”. En la bajada sostiene que “Quince de los ejecutivos más influyentes del país lo plantearon públicamente; Magnetto, el más duro”. Presenta la nota con dos recuadros, uno, titulado “Cambios por la sensación de final de un ciclo” y en el otro “Giorgi rechazó las críticas”.-

Clarín, que lleva el tema recién a la página 24 presenta “Reclamo de empresarios por reglas claras y respeto a la actividad privada”. Y que “Lo hicieron la UIA y la AEA. Plantearon su confianza en el potencial de crecimiento del país”.


Esto no es nada nuevo, y siendo Peronista rescato palabras de Raul Alfonsin...



En su apertura sostiene “Una coincidencia completa” en señalar como indispensables la seguridad jurídica, reglas de juegos estables y previsibles y el pleno respeto por la actividad privada marcaron el encuentro que ayer concretaron los dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) con sus pares de la Asociación Empresaria Argentina (AEA). “Hubo coincidencia completa en que un marco institucional republicano sólido, la seguridad jurídica, reglas de juegos estables y previsibles y el pleno respeto por la actividad privada, son condiciones indispensables para un desarrollo sostenido y continuado que incluya a todos los argentinos”, señalaron las dos entidades, a través de un comunicado conjunto”.

En ese sentido, El Cronista, del diputado opositor Francisco de Narváez privilegia que “Empresarios criticaron la falta de seguridad jurídica y de un plan contra la inflación”. Mientras que Página/12 cuestiona “La vieja cantinela del clima de inversión”.

Sobre la reunión política La Nación revela que “La cumbre, planificada en estricta reserva, se concretó anteanoche. A la misma mesa se sentaron el ex presidente Eduardo Duhalde; el senador Carlos Reutemann; los diputados Francisco de Narváez y Felipe Solá, y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, según confirmaron a LA NACION siete fuentes relacionadas con todos los sectores involucrados.

Las mismas fuentes, además, confirmaron que el anfitrión del encuentro fue Héctor Magneto. Y que los cinco líderes políticos debatieron, por primera vez, sobre la campaña para las elecciones nacionales del año próximo”.

Ámbito titula el encuentro: “Quinteto opositor buscó la unidad en territorio minado”. En la nota dice que “Los principales caciques del peronismo opositor quebraron en las últimas horas sus diferencias y se comprometieron a pacificar la pelea por candidaturas hasta lograr algún tipo de armado que les permita retomar la iniciativa en la pelea electoral que, coincidieron, está hoy en manos del kirchnerismo.

No es que el frío los convenciese a Eduardo Duhalde, Mauricio Macri, Felipe Solá, Carlos Reutemann y Francisco de Narváez de juntar fuerzas y lanzar algún susurro de unidad: fue Héctor Magnetto, quien los sentó el lunes por la noche en el comedor de su departamento de la calle Alvear y Cerrito, junto a la Embajada de Brasil, adonde los invitados llegaron -como dice el verso de Virgilio- “obscuri sola sub nocte per umbra” (oscuros bajo la solitaria noche»)”.

fuente: www.diarioregistrado.com