miércoles, 21 de abril de 2010

La debacle de Goldman Sachs provoca en Rusia interrogantes sobre el BRIC


21 de abril de 2010 (LPAC) — Las revelaciones sobre el sensacional fraude, aunque muy típico, de la banca de inversión Goldman Sachs, acusada de apostar en contra de los derivados financieros que ellos mismos ofrecían a sus clientes, comienzan a tener repercusiones potencialmente muy saludables en Rusia.

Ayer el portal electrónico oficial, en ruso, de la Organización de Cooperación de Shanghai, Infoshos.ru, publicó un artículo titulado "Fueron unos economistas los que inventaron el BRIC, como su cuartero".
Los "economistas" de marras se identifican en el cuerpo del artículo como empleados de Goldman Sachs.

Nominalmente, las siglas de BRIC significan Brasil, Rusia, India y China, pero Lyndon LaRouche ha sugerido que la "B" de BRIC en realidad significa "Británico", porque el sistema bancario brasileño está dominado por el banco español Santander, que está fusionado al Royal Bank of Scotland (Banco Real de Escocia) como componente integral del grupo bancario Inter-Alpha, creado por los Rothschild. Dentro del BRIC, Brasil ha tenido la función desorientadora de ofrecer ligeras modificaciones al sistema financiero global que en realidad está completamente en quiebra, y al mismo tiempo promover su pericia en el "acarreo de fondos" especulativo, como ejemplo del dizque crecimiento de los mentados mercados emergentes. De este modo, el BRIC le hace la contraria a la alianza potencial de las cuatro grandes potencias, Rusia, China, India y Estados Unidos, que reemplace realmente al imperio financiero británico en bancarrota, con un sistema crediticio sustentado en las naciones soberanas par el desarrollo económico real, como ha propuesto LaRouche.De hecho, escribe la periodista Olga Kharolets en Infoshos.ru, "Para que hubiese una cumbre del BRIC [en junio de 2009], nomás se necesitó que el avión del Presidente de Brasil aterrizara en Yekaterinburg". En ese momento se desarrollaba ya una cumbre de las potencias del "triángulo estratégico" eurasiático, Rusia, China e India. Brasil se les incorporó ahí.

Infoshos.ru señala que la mera aparición del BRIC en el escenario mundial fue resultado de "una curiosa intriga", ya que ha sido "la única alianza en el mundo cuyo nombre salió a flote antes que la organización misma". La periodista cita al ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, quien se jacta de que el BRIC "existió primero en las mentes de los analistas, y luego se convirtió en realidad práctica".

De acuerdo a la periodista rusa: "Se cree que el padre del término 'BRIC' fue el analista de Goldman Sachs, Jim O'Neill" en 2001.

En realidad, el rol de O'Neill para fomentar la creación del BRIC no es ningún secreto. Hasta el primer ministro de India, Manmohan Singh, a quien cita el diario The Hindu en la cumbre del BRIC en Brasil la semana pasada, destacó que el proyecto fue idea de Goldman Sachs, pero "ahora nosotros tratamos de darle forma, ponerle
sustancia". En 2007, antes de que se constituyese oficialmente el BRIC, O'Neill publicó un libro de 270 páginas sobre la necesidad de que existiese. Goldman Sachs le dedica una página especial en su portal electrónico a "los BRICs", como denominan a esas naciones, con vínculos a videos en donde O'Neill se presenta a si mismo, con su pesado acento inglés: "Yo soy Jim O'Neill. Soy el jefe de Global Economic Research de Goldman Sachs, y soy el creador del acrónimo BRIC".

Mas llamativo es lo poco que se ha señalado en Rusia hasta ahora el escandaloso origen en Goldman Sachs de la configuración del BRIC, que se promociona muy pomposamente como un medio con el cual sus miembros se independicen de las economías y las finanzas europeas y de EU. Después de todo, Goldman Sachs no es precisamente un desconocido en Rusia, en especial con respecto al saqueo de la economía rusa durante el gobierno de Yegor Gaidar y Anatoli Chubais de la década de 1990. En su libro de 1998 Genocide (edición en ingles, EIR, 1999), el académico ruso Sergei Glazyev da algunos detalles, cuando se refiere al derrumbe de la pirámide de los bonos del gobierno ruso (conocidos como GKO, por sus siglas en ruso) en el verano de 1998. "En cuanto aparecieron los primeros indicios de que se acercaba un derrumbe irreversible, la firma de Goldman Sachs, muy cercana al Tesoro de EU, se aseguró la ayuda del señor Chubais para organizar la conversión de los devaluados GKO de sus clientes... en bonos del gobierno ruso denominados en dólares por un valor aproximado de $4,000 millones de dólares, que subsecuentemente fueron exceptuados de la reestructuración forzada". En ese momento, el funcionario del Tesoro de EU que negociaba con Rusia era el hombre de Goldman Sachs, Larry Summers, quien ahora encabeza el Consejo Económico Nacional de Barack Obama.

A medida que salgan más revelaciones sobre las prácticas corruptas de Goldman Sachs, surgirá en Rusia de modo natural la interrogante: ¿Se inventó el BRIC como medio para saquear a Rusia... otra vez?